Sus anexos

Los párpados: la parte anterior del ojo está protegida por los párpados.  Estos repliegues cutáneos móviles recubren perfectamente el globo ocular en posición cerrada.  Tienen como objetivo proteger el ojo y exponer la película lacrimal.

La película lacrimal: de un espesor de 7µm    está principalmente constituida de agua y ayuda a mantener la humedad de la conjuntivitis y de la córnea.

Músculos oculomotores: los movimientos del globo ocular están garantizados por tres pares de músculos extra oculares y permiten la rotación del ojo.

El Globo Ocular

Descripción: el ojo (de aproximadamente 7g y d=60δ)    está asimilado a una esfera de un diámetro igual a 24 mm completada hacia delante por una otra semiesfera de 8 mm de radio, la córnea.  Tiene la capacidad de distinguir preparado de 15.000 matices de color.
En el interior del globo ocular se encuentran dos fluidos, el humor acuoso y el cuerpo vítreo.  El globo ocular está rodeado de tres sobres (esclera, coroide, retina).

Función: el funcionamiento del ojo se asimila a menudo al de un aparato fotográfico en el que la película es la retina y el objetivo es el sistema dióptrico del ojo.  Efectúa una puesta a punto constante con el objetivo de restablecer las imágenes en la retina.

¿Cómo se transmite la imagen al cerebro?
La luz reenviada por los objetos atraviesa el ojo y después activa la estimulación de los fotorreceptores situados en la retina.  Estos captores absorben las vibraciones electromagnéticas (luz) y las transforman en influjos nerviosos.  El niervo óptico transmite enseguida estos influjos nerviosos al cerebro.

Estructura del ojo

El ojo está formado por distintas partes:

La córnea: la córnea constituye la parte transparente anterior del globo ocular, contiene un 78% de agua.  Es perfectamente transparente en estado sano.  Es muy frágil, poco espesa 4/10mm y muy sensible (muy inervada).  Su radio de curvatura es del orden de 7.80mm y su diámetro es de aproximadamente 12mm.  Su índice es de 1.377, lo que le confiere un poder refractivo de 42δ.  En su periferia, se encuentra el limbo, estructura de transición con la esclera.

La esclera: tejido fibroso blanco que recubre el 93% de la parte externa del ojo muy resistente.  Su espesor varía de 0.7 a 1mm.  Se mantiene poco vascularizado y poco inervado.  Tiene como objetivo proteger y mantener la forma del globo ocular.

El humor acuoso: líquido transparente que alimenta la córnea y permite el mantenimiento de la presión y la forma del globo ocular.

El cristalino: lentilla biconvexa transparente situada detrás del iris.  Su diámetro es del orden de 10mm y su espesor es de 4.5mm en reposo.  Su índice es de 1.42.  Posee un núcleo central que no se renueva y está formado esencialmente de fibras que se vuelven opacos con el tiempo.
El cristalino focaliza los rayos luminosos en la retina después de haber atravesado sucesivamente la córnea y el humor acuoso.  Su potencia es de 22δ en reposo y puede aumentar de 10 a 20δ en el sujeto joven.  Esta variación de potencia permite la focalización de objetos próximos.

La pupila: diafragma por el cual entra la luz.  Su volumen puede variar de 2mm en caso de fuerte luminosidad a 8mm en la oscuridad por contracción o dilatación.

El iris: da el color de los ojos.  Este color depende del espesor del abanico formado por las láminas pigmentarias y de su concentración en melanina.  Constituye una barrera a la luz periférica.

La retina: la retina es la túnica más interna del ojo y cubre todo el fondo del ojo.  Es transparente y sensible a la luz gracias a la presencia de sus fotorreceptores (los conos y los bastoncillos).  Garantiza la visión de los detalles, de los colores, de los contrastes, etc.

La fóvea: en la zona central de la retina, en el eje de la mirada, está situada la macula.  En el centro de esta, se encuentra la Fóvea.  Es en esta zona de la retina que la agudeza visual es la mejor.

La acomodación: modificación de la potencia del ojo que permite conservar la nitidez de una imagen sea cual fuere su distancia.  Para ello, se observa una deformación del cristalino.

Convergencia: movimiento de dos ojos hacia el interior; se produce desde que se fija la visión de cerca. 

oeil structure-oeil